Cuando el «no salir» nos da la oportunidad de «entrar»

Monse Sánchez

X Promoción

Los japoneses usan un ideograma para significar peligro y otro para representar oportunidad. Y cuando van juntos significa: crisis.

Solo con dos ideogramas nos definen su visión: la crisis encierra peligro y oportunidad.

Si. Parece una paradoja. Es extraño. Mucho…

Y ésta situación de confinamiento, al mismo tiempo que nos somete al aislamiento social, nos permite el reencuentro familiar.

Nos restringe el interés mundano y nos propicia el interés para con lo profundo y lo propio;

elimina las entregas rápidas y el fast food y nos insta a elaborar, preparar y cuidar;

entorpece lo superfluo, para dar paso a lo real; limita la sobreabundancia innecesaria, reduciéndonos a lo simple, a lo sencillo y a lo importante.

Prohíbe las distancias cortas y nos avoca al encuentro con nosotros mismos.

Se para la producción material para que se activen los corazones.

Nos saca de nuestro mundo, nuestros quehaceres y rutinas para regalarnos tiempo,

De repente, pasamos de lo inmediato al poco a poco, quizás para que las cosas se tomen con más calma, quizás para desacelerar la vida, quizás a modo de reflexión y revisión  de nosotros mismos.

Nos confina y salimos al escenario de nuestra propia vida

Nos insta a confiar, a cuidar y cuidarnos, a valorar y valorarnos.

Dicen que las crisis son oportunidades…

Si podemos aprender de la oportunidad que se nos presenta, esta crisis no valdrá la pena, valdrá la vida.

 

¡Ayúdanos a difundir!

2 thoughts on “Cuando el «no salir» nos da la oportunidad de «entrar»

  1. Atinado el escrito de mi compañera. Pero, por estricta deformación profesional, donde a veces me toca defender a Griegos y otras a Troyanos, asomandome timidamente al otro canto de la moneda, me pregunto, que interes tenemos, en ocasiones, a darle color de bonito, de oportunidad, de importantisimo crecimiento, de evolución interna de lo humano a lo divino, a cosas que, en lenguaje de la calle se llama, » estar jodido y encerrado en casa «. Que romanticismo irreal nos lleva a poder crear dicha poesia de oportunidades, cuando lo que acontece va contra natura a lo esencial del equilibrio humano ?? El paso de los años me está convirtiendo en un ser pragmatico. Y eso, sorprendentemente, me acerca más al equilibrio interior, al derecho a entender las cosas, tal y como como son. La libertad coaccionada durante un largo periodo de tiempo, agravada sospechosamente con despliege policial y militar, no solo socaba unos de los derechos fundamentales del ser humano, sino que perturba el equilibrio físico, mental y emocional de la persona !!. La posibilidad de obtener grandes logros perdidos, bajo el confinamiento total , que en multiples paises de nuestro entorno ha demostrado, de la manera que lo está haciendo España, su inutilidad en la manera que está concebida, es solo para una minoría muy minoritaria de la población, cuyo trabajo interior durante años le permite descubrir o redescubrir oportunidades de autocrecimiento. Pero para el resto de la población, lejos de poderles dotar de los beneficios que argumentas en tu escrito, los predispone más entrar en sus neurosis, a rechazar con violencia sus vacios existenciales y potenciar su irratibilidad y traumas no resueltos. El Estado, una vez que todo esto acabe, deberá explicar las causas por las cuales, lejos del analisis y consejos de muchos expertos y siguiendo las lineas de otros Paises, como Alemania y Austria, ha llevada a este confinamiento feroz, con el deterioro global de los seres que lo han padecido, en soledad y sin poesia.

    1. Ah, Jaime estimado:tú, que conoces la técnica de defender a griegos y troyanos, sabrás de la versatilidad que debemos tener a la hora de trabajar con gente.¿Que defendemos un idealismo tonto, irreal? No. Justamente por un pragmatismo a ultranza es bueno neutralizar el desanimo, tan necesario como, a los «edulcorados» argumentos del «todo esta bien», lo enfrentamos con el «¿qué te estás contando?». Fíjate que el artículo ha cumplido con la misión: a alguno le dio ánimo y a ti la oportunidad de sacar tu legítimo enfado. El Mundo se mueve en dialécticas eternas y eso es lo que mueve el Péndulo de la Vida. Gracias por participar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gestalt Mediterraneo © 2020 - Todos los derechos están resevados Aviso legal · Política de privacidad · Cookies | Diseño: javiertubert.es