Pastillas PARA DESPERTAR#8- Dependencia

DEPENDENCIA

Idea central: todos dependemos; lo importante es de quien y como.

Comentaba Jorge Bucay que somos los animales más dependientes de los seres vivos; y yo agrego: necesitamos un promedio de 15 años para funcionar solos (promedio…eh….que algunos lo son hasta los 40 años, otros toda su vida y otros se buscan las habas a los 10, y antes). Y siendo así sería muy presuntuoso no reconocer nuestra dependencia. Ahora bien: si consigo depender de mi, la cosa no parece tan terrible. Y no entiendas esta frase como: ¡me olvido de los otros y me voy a una ermita!. Claro que necesitamos de los Otros, pero en general y como acto solidario porque Otros también necesitarán de mi.

Sin embargo hay personas que transforman la necesidad momentánea en dependencia constante.

Miremos en profundidad: ya Freud hablaba del beneficio secundario de la enfermedad (Tranquilo/a que no te vendré con un tostón catedrático pero esta bien ponerle nombre a algo que todos sabemos que existe). Te cuento que es y lo reconocerás inmediatamente:

Estamos enfermos/as de algo; lo pasamos mal , sin duda…pero a cambio no hay cole, ni trabajo, nos atienden y no tenemos nada más que hacer que reponernos (bueno, no siempre es así, pero me entiendes el ejemplo, verdad?) Entonces, ¿qué ocurre cuando no es una enfermedad pasajera? ¿qué ocurre cuando necesitamos del Otro imperiosamente, o sea, que dependemos? Y si la dependencia no es solo atención doméstica sino económica o amorosa? ¡Ni que decir cuando hay de las dos…! ¿A quién le sirve, entonces, y para qué?

Lo primero que hay que decir es que siempre que hablamos de dependencia, hay dos partes: la que depende y la que da. Y agregar que no se mantendría si ambas partes no sacaran beneficio.

Ganancias y pérdidas del dependiente: gana el beneficio de la atención, del dinero, del amor, etc. ) y pierde libertad.

Ganancias y pérdidas del dador: gana en poder sobre el Otro (¿hace falta explicarlo?) y también pierde libertad.

¿Porqué alguien perdería un bien tan valioso como la Libertad? Si tú te revisas y descubres que, de algún modo, eres dependiente o dador, puede que ya tengas la respuesta. Yo ofrezco algunas de las respuestas escuchadas en consulta, aunque debo decir que nunca con la crudeza con la que las definiré aquí:

El dependiente pierde su libertad cuando prefiere entregarse a la pereza de no procurarse lo que necesita por si mismo/a (desde luego no hablo de personas incapacitadas, ancianos o niños sino de adultos en plena posesión de sus facultades).

El dador pierde su libertad cuando no quiere renunciar a su poder sobre el otro o….(y aquí viene un tema central del ser humano) por no sentir CULPA.

¡Ah…si no sintiera CULPA, cuantas cosas haría diferentes…! ¿Piensas así? Pues entonces no te pierdas la Pastilla PARA DESPERTAR #9 sobre  Culpa.

 

¡Ayúdanos a difundir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gestalt Mediterraneo © 2020 - Todos los derechos están resevados Aviso legal · Política de privacidad · Cookies | Diseño: javiertubert.es