Pastillas PARA DESPERTAR#9- Culpa

CULPA

Idea central: la culpa es un bozal para un perro que no muerde. (Jorge Bucay)

Mucho se habla respecto de como hacer para no tener culpa…pero no dejamos de sentirla, me cachis…! Pero he aquí una buena noticia: si conocemos sus ingredientes, será más fácil digerirla. En Gestalt tenemos tres señores que se han ocupado de revisarla y algunas pautas nos han dejado. Estos señores son Fritz Perls, Norberto Levy y Jorge Bucay. A ver si consigo resumirte las ideas principales (aunque siempre puedes ir a las fuentes).

Perls decía que la culpa es, en realidad, resentimiento/enfado y nos la «disfrazamos» porque no somos capaces de legitimar el enfado que sentimos.

Ya…ya…que no habéis entendido o no estáis de acuerdo. Vale. Siempre pasa lo mismo cuando abordamos el tema en nuestra Formación en Gestalt.

Te pongo un ejemplo: una mamá tiene que irse a trabajar y su bebe llora porque la ve irse. Es bastante probable que esa madre se sienta culpable; pero lo cierto es que no se va de juerga y seguramente querría quedarse con su niño en lugar de verle la cara al infumable de su jefe. Y entonces, ¿porqué siente ese sentimiento tan desagradable?

Para entenderlo es necesario que hagáis un ejercicio de imaginación. Imaginad la misma situación, solo que el niño no es un bebe sino un «tiarrón» de 20 años. La situación de la madre es la misma: debe ir a trabajar y su hijo le reclama. ¿Cómo imagináis que reaccionaría esta mamá? Puede que le dijese: Mueve el trasero, hazte la comida y ve a buscar empleo (y algo más que no escribiré).

¿Cuál es la diferencia, si sigue siendo su hijo y es la misma queja? Pues que con el pequeño no se permite enfadarse porque sería injusta para con el bebe, mientras que se permitiría todo el enfado en el otro caso porque SI considera justo reprender al «tiarrón».

Puede que sigas sin entender; no es fácil pillarle el truco a la culpa pero te aseguro que cuando empiezas a legitimar el enfado, sea con quien sea, tenga la edad que tenga y la condición que tenga…la culpa se hace más liviana. Esto no significa que te permitas expresar ese enfado con todos, es solo expresártelo a ti misma/o: prueba…Di, en voz bajita: tengo derecho a estar molesta/o con mi bebe (o quien sea) porque me reclama, me siento impotente y no ve mi sacrificio. También comprendo que no lo puede entender y por eso se lo consiento, pero me enfado y tengo derecho.

Dar legitimidad es que te permitas sentirlo. Piensa en alguna situación donde te sientas culpable…y verás que siempre hay un enfado debajo, solo que no parece justo para con el otro, sentirlo. No falla.

Norberto Levy habla de «la culpa que sirve» y «la que no sirve» y Jorge Bucay lo completa hablándonos desde un punto de vista más sociológico donde la sociedad enseña y usa la culpa como una forma de facilitar la convivencia: si todos sacásemos nuestros enfados (y no fuésemos capaces de empatía y comprensión), no habría culpa…y tampoco personas, porque nos habríamos matado entre todos. (Un poco exagerada, si…lo reconozco, porque este comentario es mio). De hecho un psicópata carece de culpa. De ahí que tenga sentido la frase del principio: ojalá al perro que muerde (metafóricamente, un psicópata) sintiera/tuviera el «bozal» de la culpa pero la mayoría de las veces la siente, justamente, aquel que sí tiene la capacidad de empatía y compasión.

Y ahora, por favor, no llames psicópata a ese/a que no te hace caso como tu quisieras!. ¡Cuidado! Tal vez es que no se deja manipular por ti. ¿Cómo diferenciarlo? Con la Pastilla PARA DESPERTAR #10, que es la de Manipulación.

¡Ayúdanos a difundir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gestalt Mediterraneo © 2020 - Todos los derechos están resevados Aviso legal · Política de privacidad · Cookies | Diseño: javiertubert.es